DJI_0445.jpg

LA ESTANCIA

A fines del siglo XIX nació esta estancia, como parte de la Sociedad Explotadora Tierra del Fuego, la más grande red ganadera en la historia de la Patagonia chilena. Conservamos y utilizamos aún las casas e instalaciones construidas desde su origen, rescatando este patrimonio cultural de gran valor.

 

Forjada por pioneros europeos, con 100.000 hectáreas, es hoy en día la más grande de la región, con una de las mayores masas ganaderas y extensiones de cultivos de esta zona. 

Se han mejorado algunas praderas con forrajes para mejorar su capacidad ganadera para suplementar el ganado en invierno cuando las condiciones lo requieren. Este mejoramiento de las praderas ha generado también el aumento de la fauna nativa dada la mayor disponibilidad de alimento. Es así como en los sectores de praderas mejoradas se ven numerosos individuos de guanacos, ñandú, caiquenes, etc.

El manejo del ganado se hace respetando la preservación de las praderas naturales evitando el sobre talaje y la consecuente erosión. Uno de los principales objetivos del trabajo actual es lograr la coexistencia entre ganadería y fauna silvestre.

El cuidado del ganado es realizado por baqueanos o gauchos que recorren el campo a caballo con perros adiestrados en rodear el ganado. Además contamos con perros protectores, que son una parte fundamental para la protección del ganado.

El territorio posee una excepcional variedad de flora y fauna nativas dada por su condición de corredor biológico con el Parque Nacional Torres del Paine.

 

Junto con las diversas especies de animales como el Puma, Zorro Gris, Chingue, Ñandú, Guanaco y el Cóndor que se pueden observar frecuentemente en los alrededores, también existe una increíble diversidad de plantas y flores.